No hay dos jabones iguales

No hay dos jabones iguales

Como bien sabéis, la fabricación de nuestros jabones la realizamos de forma totalmente artesanal. Es un largo proceso que desde principio a fin trabajamos sólo de forma manual, tanto en la selección de materias primas, mezclas de ingredientes, preparaciones y envueltas, marcado de jabones, corte, y por fin el limpiado final tras 8 largos meses de maduración.

Es un proceso lento y pausado, lo cual constituye una de las características y virtudes principales de nuestros jabones que les hace auténticas joyas para el cuidado e higiene de la piel. Todo ello, junto con el hecho de no utilizar ningún tipo de conservante, colorante, aromatizante ni estabilizante es una de las principales razones por las que no hay dos jabones iguales.

Nuestro trabajo no es el convencional de una fábrica de cosmética, aquí lo natural y lo artesano imperan por encima de todo. Nuestros jabones requieren de un cuidado especial a la hora de fabricarlos y de un tiempo sin prisa de curación para que el resultado a la hora de utilizarlos por parte de nuestros clientes sea plenamente satisfactorio.

Así pues, es normal que si nos compras por ejemplo un Jabón de Nogal a fecha de hoy, éste tendrá una tonalidad muy oscura, casi negra, con un olor más pronunciado a las hojas de nogal y nuez verde que si por ejemplo lo compras en otra época del año en que el mismo jabón puede tener un tono más cercano al marrón y un gusto organoléptico mucho más suave sin que ello haga variar en ningún caso las propiedades del mismo, ya que el jabón ha sido preparado de la misma forma y con idénticos ingredientes, pero la diferente fecha de fabricación, distinto lote, curación, etc., hace que tenga una apariencia diferente.

 Este conjunto de características, junto con la forma de corte de uno u otro jabón, es la prueba más importante para nuestros clientes que está ante productos 100% naturales de verdad y totalmente artesanos tal y como lo demuestran nuestras ISOS de calidad UNE-EN ISO 9001:2015 y UNE-EN ISO 22716:2008 así como nuestro sello de calidad artesana ‘Saber Hacer – Artesanos de Castilla y León’.

Virgilio Castro Cuñado