Categorías

Proveedores

Contacte con nosotros

Nuestra línea directa está disponible 24/7

Teléfono:661 772 384

Póngase en contacto con nuestra línea directa

Newsletter

 

Se conoce con el nombre de jabón la masa que resulta de mezclar los aceites o grasas con los álcalis o tierras alcalinas.

Plinio atribuyó a los galos el descubrimiento del jabón que refiere le preparaban con sebo y cenizas: “sapo fit ex sebo cinere”.

En el libro de Jeremías se le menciona por primera vez como usado por los hebreos.

Algunas ruinas de Pompeya inducen a creer que los romanos le fabricaban por procedimientos análogos a los que todavía hoy están en práctica.

En el tratado de medicamentos simples, de Galeno, se indica que el mejor procedimiento para preparar el jabón consiste en tratar la grasa de carnero, de buey o de cabrito con una lejía de cenizas y cal que según Serapio y Rhasis, los médicos árabes lo empleaban ya con frecuencia en medicina.

Su composición inmediata ha sido un misterio hasta principios del siglo XX en el que Chevreul demostró que se hallan compuestos de ácidos grasos combinados con la base saponificante. Son pues mezclas de oleato, estearato, margarato, etc. del álcali o tierra alcalina con que se ha preparado. El acto en que tiene lugar la unión de los ácidos graso con dichas bases, es lo que se llama saponificación.

Así pues consideramos que en nuestra familia, al menos durante seis generaciones, se ha hecho jabón de forma artesanal que se utilizaba tanto para higiene personal, como medio de desinfección para lavar los utensilios de cocina e incluso para lavar e higienizar la ropa.

Nosotros llevamos dieciocho años experimentando, sobre la base histórica y familiar, la obtención de un jabón de alta calidad intentando siempre obtener un producto 100% artesanal y 100% natural.

Comenzamos con el jabón de nogal utilizando única y exclusivamente aceite virgen extra de oliva, grasas animales, sosa cáustica, agua, hojas y corteza de nogal y nueces verdes obtenidas de nuestros nogales. El resultado fue magnífico, regulando el pH de la piel y la hidratación, por lo que se fomentó para aliviar determinadas afecciones de piel, como cicatrizante y de uso diario.

Ese fue nuestro comienzo. Le siguió el de ortiga, el de azufre, el de naranja y así hasta un total de veintitrés referencias que pueden encontrar en nuestro catálogo.

Actualmente todos nuestros aceites son de origen vegetal, no están testados en animales y son procedentes de semillas no modificadas genéticamente. Exentos de dioxinas cumpliendo los Reglamentos 2568/91, 702/2007 y 61/2011, así como el Reglamento 1881/2006 y el 835/2011, referentes al contenido máximo de contaminantes, hidrocarburos aromáticos policíclicos y características del aceite y sus métodos de análisis.

Síganos en: http://www.pinterest.com/jabondezorro/

JABÓN DE ZORRO D´AVI CONFIANZA EN LO NATURAL